Viaje de 8 días por Armenia y Georgia, con niños – Día 5

Día 5: Tblisi

No sé si serán las tres o las cuatro de la madrugada cuando el revisor nos despierta: nos acercamos al primer control de aduanas: la salida de Armenia. El policía armenio, con su uniforme militar, chequea nuestros pasaportes en el propio compartimento y nos pone el sello de salida.

P1170725
Tblisi

Avanzamos otro poco y llegamos al control fronterizo de Georgia. Aquí directamente la policía recoge los pasaportes y se los lleva. En otros compartimentos se nota que hacen un control de equipaje más exhaustivo. A nosotros no nos revisan nada. Pasado un rato nos devuelven el pasaporte. Y podemos seguir durmiendo un poco más. Los niños no se han enterado de nada, durmiendo felices ajenos a cualquier frontera política.

El revisor nos vuelve a despertar cuando faltan 20 minutos para llegar a Tblisi.

P1170726
Tblisi

Nuestra idea es desayunar lo primero, pero no nos acaban de convencer los sitios que vemos en la estación, así que cogemos un taxi al apartamento que hemos reservado por Booking. Como es muy temprano, no podemos recoger la llave aún, pero sí dejar las maletas. Cogemos el metro, que está muy cerca y allí una amable policía nos comenta cómo comprar los billetes y  qué parada es la que más nos conviene para iniciar la exploración de la ciudad: Aulabari.

P1170730
Catedral Sameba

Ya en lo que podríamos considerar “el centro” entramos en un restaurante con pinta bastante internacional y damos cuenta de un buen desayuno. Y con el estómago lleno, empezamos a callejear con destino a la Catedral Sameba. La vida de barrio de las calles es muy vibrante, con pequeños comercios en los bajos de las casas donde se vende de todo. Sin duda lo que más me gusta de visitar una ciudad nueva es callejear y disfrutar de su atmósfera.

P1170740
Catedral Sameba

La catedral, de nueva construcción, es un amplio edificio en lo alto de una loma, con estupendas vistas sobre la ciudad. Es de tipo ortodoxo, con sus icónicos frescos que aún están terminando.

P1170733
Explanada delante de la catedral

Dejamos la catedral y vamos bajando hacia el rio por las pintorescas calles de la zona, con sus pequeñas tiendas y casas antiguas en desigual estado de conservación. Pasamos al lado de la Casa del Presidente y de ahí, al rio, que cruzamos por el puente Nikoloz Baratashvili. Este puente se puede cruzar por arriba, donde hay muchas esculturas mirando por la barandilla, o por debajo, donde, el día que nosotros estuvimos, había una exposición fotográfica.

 

P1170766
Puente de la Paz

Estamos un poco cansados, ya que la noche fue un poco “movida” y lo que queremos ahora es localizar una estación de metro para volver al apartamento, poder entrar y acomodarnos en él.  Cruzado el rio, dejamos a la izquierda lo que sería la Ciudad Vieja y llegamos hasta Liberty Square, donde podemos coger el metro hasta la estación del alojamiento.

P1170779
Rustaveli

Tomada ya posesión del alojamiento, volvemos a la calle y al metro, esta vez con destino a Rustaveli, la calle principal de Tblisi (lo que la Castellana es a Madrid, Rustaveli es a Tblisi). En la plaza Rustaveli localizamos un McDonalds y les damos el gusto a los peques, que se están portando fenomenal y se lo han ganado. Los precios son ridículos. Después de comer comenzamos a bajar la calle, pasando por edificios emblemáticos, como el Teatro Rustaveli, el Ministerio de Justicia, la Ópera…

P1170781
Rustaveli

Hacemos una parada en el Zurab Tsereteli Museum of Modern Art, donde vemos una exposición de pintura bastante olvidable. El edificio del museo merece la pena (tiene un patio con un restaurante la mar de coqueto).

P1170784
Zurab Tsereteli Museum of Modern Art

Seguimos el paseo y hacemos una parada en el Parque 9 de abril, para que los peques desfoguen un poco. Mientras ellos juegan, mi marido aprovecha para entrar en el Georgian National Museum, donde hay una exposición de Chirico. Pasamos también por la iglesia de San Jorge, en el extremo del parque, y vemos sus bonitos frescos con imágenes del santo.

P1170798
Iglesia de San Jorge

Y finalmente llegamos de nuevo hasta Liberty Square, donde hacemos compra en un supermercado que hay dentro de un centro comercial (un supermercado muy gourmet, todo hay que decirlo) y, aunque no es tarde, estamos cansados, así que aprovechamos el metro y emprendemos el regreso a casa. Todos nos hemos ganado un buen descanso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s