Ruta de siete días en coche por las Highlands – Día 1

Día 1: EDIMBURGO – THE KELPIES – STIRLING – VALLE DE GLENCOE – KINLOCHLEVEN

Después de unos días paseando con tranquilidad por Edimburgo, empezamos nuestra rut en furgoneta por las Highlands. Aunque intentamos madrugar, lo cierto es que se nos hace un poquito más tarde de la cuenta para emprender ruta.

La primera parada la hacemos en The Kelpies, como a 1 hora de viaje de Edimburgo. Los kelpies son unos seres pertenecientes la mitología escocesa. Y al acercarte por la carretera al Parque The Helix, junto al canal de Forth and Clyde, puedes ver dos asombrosas e impactantes esculturas de unas cabezas de caballo, los Kelpies, que bien merecen una parada para poder contemplarlos en su magnitud. Se inauguraron en 2014 y son obra del escultor Andy Scott.

P1150772 - Copy
The Kelpies

Cuenta la leyenda que los kelpies son seres peligrosos, capaces de cambiar de forma, que en ocasiones se aparecen como caballos salvajes. Aquel que, ingenuamente, intente domarlos se verá arrastrado al fondo del río o del lago más cercano… El parque en el que se encuentran estas espectaculares esculturas de acero, The Helix, es muy agradable. En los canales hay barcos, esclusas… Sin duda es un lugar ideal para relajarse un rato y realizar actividades al aire libre.

P1150775 - Copy
Stirling

Aunque nos quedaríamos más rato disfrutando del sol y del parque, seguimos nuestra ruta, con destino Stirling. Aparcamos cerca de la iglesia y del cementerio, desde donde tenemos una fantástica perspectiva del castillo. La visita al castillo tiene fama de ser muy entretenida pero, no nos preguntéis por qué, está claro que no nos llama mucho lo de meternos en castillos cuando hace un tiempo tan bueno… así que decidimos no entrar. Sí visitamos Holy Rude, la iglesia medieval más antigua de Stirling, donde Jacobo VI fue coronado rey.

P1150788 - Copy
Holy Rude

Después bajamos hacia el centro del pueblo, callejeando por sus calles empedradas con sus edificios antiguos. Stirling es una ciudad oscura, con sus casas de piedra, pero tiene un atmósfera peculiar, en la que se combina lo antiguo y lo moderno.

Comemos en un local llamado Loving Food, muy modernito, tipo… cómo diría… “healthy”, que está francamente bien. Comida con un cierto espíritu mediterráneo (salimos un poco de la rutina del pub) muy rica y bien de precio.

P1150793 - Copy.JPG
Castillo de Doune

Después de callejear un poquito por las cuestas de Stirling, seguimos ruta. Llegamos al Castillo de Doune, del S. XIV, donde sí vamos a parar para visitar el que será nuestro primer castillo escoces en el que entremos. Es impresionante perderse entre los gruesos muros de piedra que tanta historia guardan.

P1150797 - Copy.JPG
Castillo de Doune

Seguimos por carretera,  atravesando el maravillosos Valle de Glencoe, con un par de paradas en miradores para disfrutar de las vistas. El paisaje es espectacular, muy dramático. Nota importante: es imprescindible el repelente de mosquitos. Y no un repelente cualquiera: uno especial anti “midges”, los pequeños pero latosísimos mosquitos que habitan estas latitudes.

P1150820
Valle de Glencoe

Llegamos a nuestro destino: Kinlochleven, donde nos alojamos en unas pequeñas cabañitas en un camping de las afueras del pueblo. No tienen ni baño ni cocina, pero el entorno es impagable. En unas mesitas de pic nic nos montamos una cenita fría con vituallas que hemos comprado en un súper de camino, y felices. En cuanto los “midges” empiezan a atacar, nos refugiamos en nuestras cabañas y a dormir.

P1150826 - Copy
Kinlochleven
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s